Última Hora

En la escuela Gonzalo Monge Bermúdez, en Pital de San Carlos, lanzan una voz de alarma: el comején hizo de las suyas en tiempos de pandemia y prácticamente “devoró” la mitad de los pupitres.

Ahora, con el regreso paulatino a las aulas, los alumnos tienen que trabajar en medio del comején, como se aprecia en el video adjunto facilitado por el medio regional RCP Noticias. Algunas sillas y mesas se ven en buenas condiciones, pero una vez que se tocan se deshacen.

“La situación es preocupante, porque tenemos alrededor de 700 estudiantes, en estos momentos de pandemia estamos recibiendo grupos de 10 en las aulas, pero nos encontramos con que las polillas habían hecho estragos en todo el material donde los niños se tienen que sentar, hemos seleccionado las que están mejor, pero aún esas están contaminadas de polilla y el resto es material que está desecho, los niños juegan con estos gusanos cuando salen.

“Entonces estamos preocupados porque si el día de mañana reactivamos la educación presencial, ¿dónde vamos a sentar a nuestros estudiantes? Con las sillas que tenemos en cualquier momento se nos va a accidentar un niño o se nos va a contaminar de polilla”, explicó Jorge Alvarado Chinchilla, educador de la institución.

En la escuela aseguran que el problema de escasez de pupitres viene desde años atrás, cuando no alcanzaban para todos los estudiantes y ahora el comején vino a agravar más la situación.

La mitad están botados y almacenados porque no se pueden usar y no se pueden reparar porque no hay presupuesto.

El año anterior, aseguran que no se hicieron compras ni reparaciones, pues el presupuesto del Ministerio de Educación Pública (MEP) daba solamente para pagar luz, agua y algunos otros servicios.

“La disposición del año anterior era que el dinero de la infraestructura no se podía utilizar, solo podíamos gastar aspectos muy básicos, pagar la luz, el agua, las guías didácticas, tintas, entre otros.

“Después de eso no había acceso a utilizar el presupuesto que se había asignado en el 2019 para trabajar el 2020.

“La falta de mobiliario aquí es bastante preocupante porque es una matrícula muy amplia, el año pasado llegamos a tener 740 estudiantes”, expresó a RCP Noticias José Campos Torres, director del centro educativo.

Aseguran que han tenido que pedir ayuda a empresarios de la zona para solventar la crisis mobiliaria que presentan.

“Es un SOS, es un llamado de auxilio lo que estamos tirando, pedimos ayuda a los empresarios de la zona, acá hay grandes personas egresadas de la institución que nos puedan dar la mano, si tienen una donación que nos ayuden, bienvenidos, yo sé que el Gobierno hace su parte, pero el pueblo tiene que seguir siendo el pueblo, tiene que seguir unido manteniendo nuestras escuelas”, destacó el maestro Alvarado.

Teletica.com pidió la reacción del Ministerio de Educación Pública; sin embargo, nos informaron que hasta el lunes podían dar la información completa.