Última Hora

El Colegio de Médicos y Cirujanos se sumó a la petición de suspender las clases presenciales debido a la situación COVID-19 que atraviesa el país.

Según comunicaron, la medida sería ideal por un plazo mínimo de un mes o hasta que disminuya considerablemente la tasa de contagios.

“El Colegio de Médicos y Cirujanos exhorta a que las autoridades avalen y promuevan la suspensión temporal de lecciones presenciales, por un período entre cuatro a seis semanas, plazo que permita bajar la transmisibilidad del virus”, indicó la institución.

Elliot Garita, secretario de la Junta de Gobierno del colegio, asegura que tienen claro que el porcentaje de infección en niños es más bajo que en adultos, pero su transmisión es la misma.

Por esta razón, el objetivo sería evitar los escenarios que permitan la transmisión del virus. Además, durante ese periodo podría aumentar la cantidad de docentes vacunados.

Otras medidas a implementar

El cierre de escuelas y colegios es solo una de las medidas que los expertos consideran necesarias. Otra de las más importantes es aplicar las mismas medidas en todos los establecimientos del territorio nacional, no solo en área central. Incluyendo acá hoteles y restaurantes.

“Aunque el Colegio de Médicos insiste que las medidas de protección no deben contemplar el cierre total de negocios para no generar un impacto a la actividad productiva del país, sí considera que debe extenderse a todo el territorio nacional, siendo estricta la aplicación del aforo reducido”, comunicaron.

El turismo no se queda por fuera, ya que también incluyeron en su lista de recomendaciones que el Ministerio de Salud y las autoridades correspondientes implementen como requisito el examen PCR a todo extranjero que quiera ingresar al país, ya sea por aire, mar o tierra.

Esto con el objetivo de evitar una mayor carga al sistema de salud.

Otra medida, de la que no se ha hablado mucho al respecto, es aplicar, de manera transitoria, una reducción en el precio de medicamentos para enfermedades crónicas. La medida ayudaría a mitigar la situación económica de muchas familias.

Por último, los médicos insisten en acelerar el proceso de vacunación extendiendo el horario entre semana, fines de semana y feriados.

Para esto el Colegio también puso a disposición sus instalaciones para convertirlas en centros de vacunación.

“Al no implementar las medidas de prevención, estamos siendo parte de la enfermedad”, concluyó Garita.