Última Hora

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) atendió ocho deslizamientos y decenas de inundaciones por las lluvias de las últimas horas.​

En Cañas, Guanacaste, los ríos crecieron a tal nivel que arrastraron parte de las estructuras de algunas viviendas, así como árboles y otros sedimentos.

En Pavones de Nandayure también se presentó la caída de árboles, lo que afectó el paso por la zona. Camino a Zapotal la ruta también quedó afectada: transitar por ese sector es de alto riesgo.

Los deslizamientos ocurrieron en Sarchí, Corredores, Osa, Esparza, dos en Aserrí y Desamparados.

Además, en Puriscal, el paso por el sector conocido como Calle Los Obando quedó totalmente colapsado.

Esta emergencia afectó a unas 600 familias que usan esta zona para transitar. Aunque no hay paso, algunas personas se arriesgan para cruzar.

La CNE también da seguimiento a las familias de Valladolid, en Desamparados. Debido a un nuevo deslizamiento ocurrido en la zona, se evacuaron 94 personas y no se descarta la movilización de más familias. 

Según los expertos del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), las lluvias volverán este viernes por la tarde con mucha intensidad. Piden a las poblaciones vulnerables estar alerta.