Última Hora

La Fuerza Pública recibió 251 denuncias de fiestas durante este sábado 15 de agosto, Día de la Madre en Costa Rica. 

El dato fue confirmado por la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública (MSP).

El total, desde el jueves hasta el sábado, a la Policía ingresaron 383 incidentes por celebraciones en casas de habitación y otros establecimientos. 

Todas las fiestas fueron denunciadas por los ciudadanos a través de la línea de emergencias 9-1-1.

El pasado 11 de julio, el ministro de Seguridad, Michael Soto, replicó un mensaje muy coloquial para referirse a esta problemática en medio de la pandemia: "fiesta que veo, fiesta que sapeo".

“Ciertamente la actividad para los cuerpos de policía ha sido muy intensa porque las llamadas son muchas, pero yo quiero seguir motivando a los ciudadanos a llamar al servicio de 9-1-1 cuando vean aglomeraciones en este sentido, que pueden poner en riesgo la vida y la salud”, dijo Soto en esa ocasión.

La intervención policial de fiestas tiene como objetivo evitar aglomeraciones y, por ende, reducir la exposición al nuevo coronavirus.