Última Hora

La Parroquia San Juan Bautista en Tibás fue cerrada luego de que se confirmara que dos sacerdotes y un diácono estaban contagiados de COVID-19.

Uno de los sacerdotes tuvo que ser trasladado al hospital, mientras el otro padre y el diácono se mantienen sin síntomas,  guardando cuarentena, según confirmó la Arquidiócesis de San José.

También se informó que el cierre de la parroquia se ordenó desde el miércoles anterior cuando se detectaron los tres casos.

“Había un sacerdote residente que dio positivo y se le hizo la prueba al otro sacerdote que es el párroco y al diácono y los dos salieron positivos” detalló el encargado de prensa de Arquidiócesis de San José, Jeison Granados.

La Parroquia San Juan Bautista realizó misa presencial la semana anterior, sin embargo Granados confirmó que todo se realizó con los protocolos sanitarios del caso.