Última Hora

El magistrado Celso Gamboa no respondió preguntas de la prensa tras una comparecencia donde los diputados lo calificaron de mentiroso.

En una atropellada salida el magistrado dejó la Asamblea Legislativa sumido en el silencio.

Gamboa rehusó hablar con la prensa tras la comparecencia de más de dos horas en la Comisión que investiga el caso del cemento chino.

Tras los duros cuestionamientos principalmente de Ottón Solís y los diputados llegaron a la conclusión de que el magistrado faltó a la verdad.

Las contradicciones y variadas versiones sobre el viaje a Panamá dejaron más dudas que respuestas.

Otra de las revelaciones de la comparecencia según el diputado Ronny Monge es que Luis Guillermo Solís es el “gran jefe”.

El magistrado Celso Gamboa enfrenta una causa penal por aparentes delitos como abuso de autoridad, incumplimiento de deberes, cohecho y tráfico de influencias.