Última Hora

El Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO) implementó un intenso plan de acción para contener un brote de bacterias hospitalarias "multirresistentes" a los antibióticos.

“Se han establecidos espacios físicos exclusivos para aislar a los pacientes que están positivos por esta bacteria, se está haciendo un uso responsable del tratamiento antibiótico y se realizan tamizajes semanales para detectar, de forma temprana, la bacteria en pacientes hospitalizados”, detalló la doctora Aurora Pastor, coordinadora de Medicina Interna del CEACO.

Pastor explicó que se reforzaron los protocolos de limpieza y desinfección de camillas e instrumental médico para evitar que la bacteria, de alta transmisibilidad, se propague por medio de las superficies.

“Este proceso de desinfección y limpieza es supervisado y, además, se comprueba la desinfección con dispositivos avalados para este fin”, destacó la doctora Gómez.

Según el doctor Orlando Quintana, internista del CEACO, se designó personal específico para la atención de los pacientes que han contraído la bacteria y se cuenta con medicamentos necesarios para atenderlos.  

“En este momento, estamos bloqueando las camas en donde se identificó el brote, así como aplicando las medidas mencionadas para contención y control,” detalló el profesional.

Actualmente, 26 espacios de hospitalización están bloqueados. 

¿Por qué se dio el brote?

La doctora Pastor explica que esta bacteria se aprovecha de los pacientes en condición crítica y, además, tiene una trasmisión a dispositivos muy alta.

“Las razones por la que se da este brote son muchas. Los pacientes con COVID-19 suelen recibir tratamiento inmunosupresor (aquel que bajan las defensas naturales del cuerpo para detener la inflamación exagerada que sucede con la enfermedad), pasan mucho tiempo en condición crítica, lo que nos obliga al uso de antibióticos para contrarrestar las infecciones por bacterias que suelen ser inevitables en pacientes que pueden estar intubados hasta por dos meses y la generación de estos gérmenes suele ser irremediable en una población tan densa de pacientes críticos”, dijo Pastor.

Se han identificado cuatro pacientes hospitalizados con la bacteria, dos de los cuales permanecen en hospitalización aislados, como lo establece el protocolo, y dos fallecieron tras una ardua lucha contra la COVID-19. 

El doctor Orlando Quintana dijo que el traslado masivo de pacientes provoca que las bacterias se desplacen de un hospital a otro, de ahí la necesidad de implementar otras medidas para contener el brote.

Entre las acciones que está implementando CEACO está solicitar test de carbepenemasa a todos los pacientes que serán trasladados desde las zonas de Limón, Guápiles, San Carlos y el Hospital San Juan de Dios. En caso de no poder realizarse ese examen al ingresar al centro, irán a una zona de aislamiento mientras se les realiza la prueba, lo que permitirá un manejo seguro del paciente y asignación de cama.

Youtube Teletica