Última Hora

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) reportó la muerte de 10 pacientes con síntomas relacionados al consumo de alcohol adulterado. 

Además, cuatro centros médicos de la institución han atendido a 28 personas por consumo de aparente metanol.

Los últimos dos fallecimientos ocurrieron este miércoles en el Hospital William Allen de Turrialba, según informó la doctora María Eugenia Villalta, directora general de este centro médico.

La directora advirtió sobre el ingreso de tres personas en dos días consecutivos, todos en condición grave y asociados al consumo de licor con metanol: los tres tuvieron un desenlace fatal.

Los síntomas hicieron sospechar al personal y a la dirección médica sobre una situación de riesgo para la salud, por lo cual alertaron a la población del cantón de Turrialba. Les pidieron evitar el consumo de licor de dudosa procedencia por el peligro de que esté adulterado con metanol.

Casos similares fueron atendidos días atrás en otros tres hospitales de la Caja: México (19), San Juan de Dios (5) y Calderón Guardia (1).

En el Hospital San Juan de Dios, de los cinco pacientes intoxicados por metanol, cuatro fallecieron y la otra es una mujer que escapó del centro médico. 

En el caso del Hospital México, de los 19 pacientes vistos, tres han fallecido, tres ingresaron en las últimas 24 horas, 10 están en observación y seis están internados, de los cuales tres están en Unidades de Cuidados Intensivos.