La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) tomará medidas preventivas en la zona fronteriza norte, esto con el fin de tener un mejor control de los extranjeros que ingresen al país por este sector y así evitar un aumento en los casos de COVID-19.

Para ello este sábado comenzó a montar una Unidad Médica Móvil junto al Hospital de Los Chiles para reforzar los controles de salud.

“Hoy comenzamos a armar la Unidad Médica Móvil que es básicamente un hospital estilo campaña de los cuales la Caja tiene varios de estos equipos y hoy se empezó a armar una de estas en el hospital de Los Chiles en coordinación de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y el Centro de Atención de Emergencias y Desastres de la CCSS”, mencionó el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya.

La idea de la Caja es atender en este hospital campaña a todos los pacientes que presenten síntomas respiratorios.

“Lo que va a tener como propósito es la atención diferenciada de pacientes que vienen con síntomas respiratorios del resto de personas que llega a un hospital con otras patologías. Es una zona transfronteriza y atiende una población que puede fluctuar dependiendo del tránsito migratorio”, añadió Macaya.

El hospital móvil estará listo el próximo lunes y será completamente autónomo al centro médico del cantón fronterizo de Los Chiles.

“Son completamente autónomas, generan su electricidad propia, cuentan con servicios de agua, internet, aire acondicionado y se establece el servicio de EDUS para que todo quede registrado, además, cumplen con la ley 7600 del acceso a discapacitados.

“Se construyen modularmente, comenzó hoy y estará listo el lunes, se hace de una forma coordinada entre las direcciones regionales Huetar Norte y Chorotega y en coordinación entre hospital de Los Chiles y Upala. No es simplemente armar una gran tienda de campaña si no es algo completamente estratégico”, concluyó.