La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) ordenó este martes la producción nacional de 600.000 caretas de protección contra el Covid-19.

Según informó el director ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, se trata de unas máscaras que cubren completamente la cara del personal de salud con un elástico atrás para mantener la firmeza adecuada en la cabeza de la persona.

El insumo soluciona un problema de protección de ojos y cara completa, ya que los lentes que se requieren para este tipo de situaciones son un material de difícil acceso actualmente. 

La producción se logró gracias a la coordinación entre la Gerencia Logística de la CCSS en conjunto con otras empresas como INCAE, la Cámara de Industrias de Costa Rica y el Tecnológico de Costa Rica en un contrato con Grupo Vargas.

Macaya indicó que para esta semana se prevé la entrega de 100.000 ejemplares de caretas y se espera que se realicen 100.000 ejemplares cada semana.

El costo de cada una unidad de este equipo protector es de 600 colones, un monto sostenible para la crisis según el jerarca, y serán únicamente destinadas para el personal de salud.

La producción llega a dar un respiro al país ya que, según las autoridades, ha sido difícil la logística con los mercados internacionales para abastecernos de material de protección.

"El abastecimiento de equipamiento de protección personal, de ventiladores, hasta los kits de diagnóstico han sido de difícil acceso. Por eso hemos hecho un llamado a la producción local de todos los insumos que necesitamos producir", aseguró el Director Ejecutivo de la CCSS.

Por su parte, el Ministro de Salud, Daniel Salas, comentó que la población puede utilizar este insumo, sin embargo, no es recomendable ni por el ministerio ni por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Si se deciden a usar una mascarilla cuidado también porque ya hemos indicado que hay personas que venden máscaras como estas o mascarillas de muy dudosa calidad que incluso pueden venir ya con algún tipo de sustancia alérgica o hasta con algunos virus”, aseguró Salas.

Algunas empresas han estado vendiendo este tipo de caretas en los últimos días hasta por 2.000 colones.