Última Hora

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) informó este lunes la apertura de una investigación contra un funcionario por el presunto robo de medicamentos.

La institución presentó la denuncia penal ante el Ministerio Público y separó temporalmente al trabajador por el faltante de 97 ampollas de toxina botulínica, un medicamento que es comúnmente utilizado para tratar problemas de contracciones musculares, estrabismo e hiperhidrosis (sudoración excesiva).

La gerencia médica aseguró que el faltante del producto fue detectado mediante el control de inventario y las grabaciones en un circuito cerrado de seguridad.

La CCSS confirmó además, mediante un comunicado de prensa, que abrió un proceso interno de investigación y eventualmente disciplinario contra el funcionario en caso de comprobarse la responsabilidad de los hechos.