Última Hora

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ha pagado más de 1.533 millones de colones en incapacidades por COVID-19, según confirmó el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya.

Al inicio de la pandemia la Junta Directiva de la CCSS aprobó una ampliación de las incapacidades para las personas que fueran aisladas únicamente con una orden sanitaria.

Con corte al 7 de junio se habían emitido 11.984 boletas de incapacidad por COVID-19, 93.315 días de incapacidad y 9.861 personas habían sido beneficiadas. En promedio, esto representa 9.5 días de incapacidad por persona.

Como parte de ese proceso, Macaya confirmó que 3.528 funcionarios de la CCSS han sido incapacitados por aislamiento.

De esos 97.81% ya han retomado sus labores.

Hasta el domingo anterior, un total de 146 funcionarios habían dado positivo por COVID-19, lo que representa un 4.13% del total de funcionarios de la CCSS.

El presidente ejecutivo, Román Macaya, aseguró que estas incapacidades son esenciales para las personas que deben estar aisladas en su casa.

Este beneficio solo aplica para los trabajadores que sean asegurados y que estén aislados con una orden sanitaria emitida por el Ministerio de Salud.

“Por eso es tan importante que todos los empresarios aseguren a sus trabajadores y que los trabajadores se aseguren de que están asegurados”, concluyó Macaya.