Última Hora

Los números, hasta ahora, parecen ser favorables en nuestro país. Este lunes 27 de abril, por ejemplo, solo se reportaron dos casos nuevos de COVID-19, mientras que la cifra de recuperados creció en 23: hay 287 en total.

“Los casos activos, las personas que están transmitiendo el virus, empiezan a disminuir. Eso habla de que ya estaríamos pasando la primera ola pandémica”, aseguró Daniel Salas, Ministro de Salud.

Sin embargo, descuidar las medidas sanitarias provocaría un panorama para nada alentador. Una proyección realizada por el Centro de Investigación en Matemática Pura y Aplicada (CIMPA) de la Escuela de Matemática de la Universidad de Costa Rica (UCR) indica que, en ese escenario, los casos podrían llegar a 52.628 en julio.  

“Imagínense que estaríamos pasando de un dato de 700, a lo sumo el día de hoy, a esa cifra. Eso representa un montón de casos graves y un montón de personas que se van a tener que hospitalizar en unidades de cuidados intensivos; si eso ocurre, no va a haber campo para todo el mundo”, explicó Salas.

“Es lo que ocurriría si quitamos todas las medidas y si a las personas se les olvida que estamos en medio de una pandemia por un virus nuevo”, agregó.

Si los ciudadanos son obedientes y respetan todas las disposiciones anunciadas, los diagnósticos apenas superarían 1.300.

La proyección muestra otro escenario: el de los casos activos, es decir, las personas que tienen el virus y pueden infectar a otras. La desobediencia al distanciamiento social y a la orden de quedarse en casa podría generar 32.371 casos activos también en julio.

Colapso en el sistema de salud

Salas reconoce que las cifras proyectadas pueden ser “aterradoras”. La principal preocupación es que, de alcanzar esas cifras, el sistema de salud colapsaría.

“Por ahí de junio estaríamos sobrepasando la capacidad de camas UCI (cuidados intensivos) y no solamente sobrepasando, saturando por mucho”, manifestó el jerarca.

Según la proyección, para esa fecha, 1.197 personas requerirían hospitalización en una unidad de cuidado crítico, donde los puedan conectar a una máquina para respirar.

“Esto nos alarma mucho, nos dice que no estamos en un momento de celebrar, de relajarnos, de hacer algarabía y que empecemos a hacer las fiestitas ahí, entre todo el mundo”, dijo el Ministro en conferencia de prensa.

“Ocupamos disciplina, ocupamos distanciamiento físico y social, ocupamos medidas de higiene, así como lo hemos venido haciendo”, concluyó Salas.

Observe una explicación completa sobre este tema en el video adjunto.