Última Hora

En decenas de viviendas rurales de Guanacaste, San Carlos, Zona de Los Santos y Zarcero ya se han sustituido 89.000 medidores convencionales por los inteligentes.

Es decir, el 35% de los hogares ya poseen el dispositivo, el cual es necesario para acceder al nuevo servicio de energía prepago que ofrecerán las cooperativas eléctricas en los próximos meses.

Según el Consorcio Nacional de Empresas de Electrificación de Costa Rica (Conelectricas r.l.) se prevé que al finalizar el año este proyecto alcance el 80% de instalación.

Los medidores inteligentes van a funcionar tanto en el servicio regular como prepago.

Los dispositivos permiten realizar reconexiones de forma remota y las averías son resueltas en menor tiempo. No obstante, el asociado que se traslade del servicio regular al prepago deberá firmar un contrato por un tiempo definido, así como acostumbrarse al nuevo sistema, similar a lo que sucede con el servicio telefónico móvil.

El servicio de energía prepago en localidades rurales será habilitado una vez que la autoridad reguladora de servicios públicos (Aresep) modifique la normativa técnica reguladora Sucom para darle espacio a esta nueva modalidad eléctrica.