Última Hora

El presidente Carlos Alvarado habló en cadena nacional y se refirió a los últimos acontecimientos que vive el país.

Fue enfático en que el tiempo se agotó y que urge aprobar el plan fiscal, de lo contrario la situación del país empeorará y se verá amenazada la estabilidad de todas las personas.

Hizo mención en que, para poder pagar los gastos del Gobierno de este trimestre, incluidos los salarios de todos los empleados públicos, fue necesario que el Ministerio de Hacienda recurriera a las llamadas “Letras del Tesoro”, dinero prestado por el Banco Central.

Asegura que pidió a la Sala Constitucional resolver con prontitud los temas pendientes de las pensiones de lujo.

Dice estar dispuesto a dialogar para corregir lo que se tenga que cambiar en el plan fiscal.

Pide al Poder Judicial resolver con prontitud las solicitudes de ilegalidad de la huelga, ya que el país está perdiendo mucho dinero cada día que pasa.

Reiteró que no tolerará bloqueos ni situaciones que violenten la ley y la paz de los costarricenses.

A continuación su discurso completo:

“Costa Rica enfrenta un momento extraordinario en su historia y requiere que hoy hagamos lo mejor por nuestro país.

Lo que hagamos como sociedad en los próximos días determinará el futuro de la nación y de nuestras familias.

El tiempo se agotó, lo que significa que el momento de resolver ya está aquí, si bien Costa Rica crece y tiene indicadores positivos, la situación fiscal del país es delicada y amenaza la estabilidad de todas las personas.

Es indispensable aprobar durante el mes de octubre el proyecto de reforma fiscal, para lograr tener ese espacio hacia la solución estructural, el Ministerio de Hacienda y el Banco Central han activado hoy un mecanismo extraordinario conocido como “Letras del Tesoro”.

No podemos postergar más la solución del problema fiscal, un problema que tiene ya casi 20 años de no ser resuelto, y que, a nosotros como sociedad, y a mí como presidente, nos toca arreglar.

Podemos hablar mucho sobre la reforma fiscal, pero hoy es la herramienta que tenemos para resolver el problema y tenemos que implementarla.

Soy consciente de esta enorme responsabilidad que he asumido junto a ustedes, y estoy comprometido a hacer absolutamente todo lo necesario para evitar una crisis económica y para garantizar el bienestar de todas las personas.

Es por es que, como jefe de Estado, le he solicitado respetuosamente a la presidenta de la Asamblea Legislativa retomar con prontitud el avance de este proyecto de ley.

Con la misma condición y con el mismo respeto, le he pedido a la Sala Constitucional resolver los recursos pendientes en materia de pensiones de lujo, tema que golpea nuestras finanzas.

En cuanto a la huelga, el Gobierno de la República ha mostrado su disposición a dialogar, reiteramos nuestra voluntad para hacerlo, y para aclarar o corregir, cualquier aspecto que deba precisarse.

En ese sentido, hemos escuchado con atención las preocupaciones de las maestras y maestros.

Por eso, el día de hoy se ha presentado con el respaldo del Gobierno y de las jefaturas de fracción, un proyecto de ley que resuelve y aclara las observaciones relacionadas con los recargos a maestros y la dedicación exclusiva del Magisterio.

Es importante reiterar que el proyecto respeta los derechos adquiridos de los trabajadores, como lo establece el Transitorio 39 y cito: ‘El salario total de los servidores que se encuentran activos en las instituciones contempladas en el artículo 26 a la entrada en vigencia de esta ley, no podrá ser disminuido y se les respetarán los derechos adquiridos que ostenten’.

Sin embargo, es claro que la huelga está provocando pérdidas cuantiosas, desde agricultores que no pueden transportar sus productos, el golpe al sector turismo, hasta el dolor humano de pacientes que no recibieron la cirugía que necesitaban, o los niños y niñas que llevan dos semanas sin asistir a lecciones, muchos de ellos sin poder recibir la principal comida del día que les brinda el comedor escolar.

Como Presidente de esta República, también hago un llamado respetuoso al Poder Judicial, a terminar de resolver las solicitudes de declaratoria de ilegalidad de huelga que están pendientes y que los costarricenses estamos esperando.

De la misma forma, no permitiremos actos de bloqueos en la vía pública o manifestaciones contrarias a la ley.

Tengo confianza en Costa Rica, tengo confianza en su futuro, tengo confianza en nosotros como país, porque ahí sobre la mesa están las soluciones y las estamos impulsando.

Avancemos fuertes frente al miedo, sin aflojar, y con la confianza de que con trabajo lo vamos a lograr.

Así protegeremos a nuestras familias y a nuestro país.

Muchas gracias”.