Última Hora

Cansadas de las promesas sin cumplir de los políticos, los vecinos y empresarios de Monteverde decidieron arreglar con sus propias manos las calles dañadas.

Por más de cuatro décadas, la promesa de una carretera digna, el famoso kilómetro 13 y el material de mala calidad, una capa asfáltica para mientras se hacía un nuevo proceso que duraría cuatro meses y que, hoy, ya lleva casi cuatro años.

“Lo principal es poder reparar un aproximado de dos kilómetros de trayecto para entrar hacia Monteverde porque el camino está lleno de huecos y esto está generando mucho peligro y decidimos poner un granito de arena cada uno”, relató una de las vecinas.

La comunidad quiere calles seguras para vecinos y visitantes.

Una muestra de que con poco se hace mucho, siempre y cuando haya una comunidad organizada.

Colaboración de Zona Alta Medios