Última Hora

Luego de que el huracán Florence tocara tierra en Carolina del Norte, la cancillería no reporta costarricenses afectados.

El viento dificulta escuchar el relato de la familia McDonald Boza.

Ellos viven en Fayetteville, Carolina del Norte, a unos 140 kilómetros de la zona donde Florence tocó tierra.

Los fuertes vientos de Florence también se sienten en Carolina del Sur.

Así viven los ticos el paso de Florence, ahora rebajado a tormenta tropical.

El fenómeno ha dejado cuatro muertes a su paso y más de medio millón de familias sin electricidad, solo en Carolina del Norte.