Última Hora

La Cámara Nacional de Turismo (Canatur) considera que el Gobierno o no entiende o ha ignorado cómo funciona el turismo internacional, por eso pide postergar la implementación del código QR para evitar que la temporada alta que se avecina quede en cero.

Rubén Acón, presidente de Canatur, asegura que el país perdería 100 millones de dólares por mes, ya que muchos de los turistas que llegan al país cancelarán sus visitas porque una gran parte no están vacunados. 

Esta estimación refuerza lo que estima Bary Robert, empresario y presidente de Turismo por Costa Rica. Él considera que las pérdidas podrían alcanzar los $600 millones en los próximos meses.

“Es inoportuno implementar y exigir el certificado de vacunación mediante un código QR a las puertas de la temporada alta. Solicitamos al Gobierno postergarlo hasta después de Semana Santa para implementar los sistemas necesarios y poder controlar este requisito e informarle al mundo sobre esta nueva prohibición”, dijo Acón.

Según la Cámara de Hoteles, tras el anuncio del QR, más del 58% de los negocios reportaron haber recibido cancelaciones, por eso piden que se les escuchen.

Canatur asegura que no está en contra de la vacunación, más bien creen que es la mejor manera de combatir la COVID-19.

“Nuestro sector no es fuente de contagio; de cada 1.000 turistas internacionales que nos visitan únicamente seis han tenido alguna afectación de acuerdo con los datos oficiales que tenemos. Las cancelaciones son ya una realidad y no podemos dejar de advertir lo nefasto que esto será para las empresas del sector”, comentó Rubén Acón.

El sector teme que esto dinamite la temporada alta y la ilusión de todas las familias vinculadas al turismo que anhelaban y esperaban tener este periodo de recuperación económica sin más dificultades.

Datos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) confirman que cerca del 47% de los turistas que han ingresado al país durante este 2021, no cuentan con el esquema completo de vacunación, por lo que, si este escenario se mantiene, significaría una exclusión cercana al 50% de turistas que tienen interés en visitar el país.

“Los turistas reservan con seis meses y hasta un año de antelación. No se da un periodo prudencial para informarle a los turistas los cambios en las reglas del juego y ahora se les debe informar a poco menos de un mes de sus viajes lo cual no está bien”, agregó el presidente de Canatur.

Canatur solicitó una reunión de emergencia con el Presidente de República para informarle y advertirle los efectos que ya están experimentando los negocios turísticos y la gravedad con la que continuarán si no se toma una decisión equilibrada al respecto.

Sin embargo, señalan que Carlos Alvarado se fue del país sin dar respuestas ni mostrar interés por escucharlos.

Youtube Teletica