Última Hora

En el año 1978 el estadounidense Bud Calkin observó la manera en que su hermana trasladaba a los animales que casaba.

Esa camilla fue perfeccionada por los hermanos, y la Sked es actualmente una de las principales herramientas para trasladar pacientes y extraer personas fallecidas.

Calkin está de visita en el país, ya que el Organismo de Investigación Judicial adquirió dos de las camillas.

Bud Caldin recuerda como durante los primeros diez años, las camillas no tuvieron aceptación.

Actualmente el ejército de los Estados Unidos tiene  más de 300 mil  y en todo el mundo se han vendido medio millón. En Costa Rica llegaron a inicios del año 2000.

La Cruz Roja cuenta con algunas de ellas, y ahora el OIJ las utiliza en la sección de inspecciones oculares. Cada camilla tiene un costo cercano a los 900 dólares.

Su vida útil es extensa por ser de polietileno, flexible y con piezas cambiables.