Última Hora

La Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) apoya las medidas que impulsa la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) para atender la crisis sanitaria generada por el Covid-19.​

Entre ellas, la suspensión temporal, parcial o total de las jornadas de trabajo en el sector público, la derogatoria del decreto de salario escolar, la reducción temporal de tarifas de los servicios públicos y combustibles, la mejora en el financiamiento para rescatar a las empresas y promover en la agenda legislativa solo aquellos proyectos que contribuyan con la inversión, la reactivación económica y la generación de empleo.

Se requiere una reducción inmediata del gasto y reducción del aparato estatal, con acciones concretas como la venta de activos públicos y el cierre de instituciones obsoletas y­/o redundantes.

“Nuestro sector ya no soporta más impuestos. Los empresarios afrontan una gran incertidumbre y están realizando grandes esfuerzos para mantener a flote sus negocios, con una visión país de mantenerse trabajando para salvaguardar el empleo, particularmente de los segmentos de trabajadores más vulnerables”, manifestó Esteban Acón, presidente de la CCC.

Las medidas que se tomen desde el Poder Ejecutivo y la Asamblea Legislativa deben ser analizadas seriamente y deben estar en la línea de facilitar la recuperación de la economía después de esta crisis.

“Si no se recorta el gasto y se aprueba una buena ley de empleo público, el déficit fiscal va a terminar de ahogar la economía de este país” agregó Acón.