Última Hora

La Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) abrió el proceso correspondiente contra cuatro las empresas investigados por el caso "Cochinilla".

Las compañías afiliadas a la cámara son MECO, Constructora Herrera, ITP y Cacisa.

La Junta Directiva decidió, de manera unánime, convocar al consejo consultivo para analizar supuestos actos de corrupción que salpican al sector.

La convocatoria busca iniciar el debido proceso "con el fin de analizar los casos particulares de empresas asociadas que pudieran estar involucradas en estos hechos, a efecto de tomar todas las medidas necesarias que correspondan, en atención a nuestros estatutos".

“Rechazamos enérgicamente todo acto de corrupción o faltas a los valores éticos que deben regir a una empresa formal, y solicitamos vehementemente a las autoridades judiciales, que se llegue hasta las últimas consecuencias en los hechos denunciados, que afectan seriamente la imagen del país, del empresariado nacional y del sector construcción”, manifestó Randall Murillo, director ejecutivo de la CCC.

La Cámara Costarricense de la Construcción representa a casi 500 empresas formales del sector construcción, incluyendo empresas constructoras, consultores en arquitectura e ingeniería, vivienda social, proveedores e industriales y desarrolladores inmobiliarios.