Última Hora

Una calle destruida y un caño lleno de aguas negras atormentan a un grupo de vecinos de La Unión. Los vecinos de calle Rubí en San Diego dicen tener años viviendo con esto.

Salir a la vía principal es todo un problema, al final de la calle en pésimo estado hay un caño lleno de aguas negras situación que provocó muy malos olores y atrae muchos insectos.

El alcalde de La Unión, Luis Carlos Villalobos, promete acompañar a estos ciudadanos para buscar una solución.

Esperan que todo se solucione antes de que empiecen los fuertes aguaceros.