Última Hora

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) usará las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) disponibles en el sector privado para ampliar la capacidad de atención de pacientes COVID-19. 

Esto sumará de forma paulatina 22 camas UCI que se encuentran en los hospitales privados como Clínica Bíblica, Hospital CIMA y Clínica Católica.

La posibilidad de usar dichos servicios privados se faculta mediante un decreto. Ese trámite se realizará esta misma semana, según confirmó el ministro de Salud, Daniel Salas en conferencia de prensa. 

El viceministro de Salud, Pedro González, sostuvo una reunión este miércoles con los representantes de los tres centros médicos mencionados anteriormente y el Hospital Metropolitano, agrupados en la Cámara Costarricense de la Salud. Todos se mostraron anuentes a sumarse a la atención de la pandemia.

Costa Rica registra 509 pacientes hospitalizados, de los cuales 237 se encuentran en una Unidad de Cuidados Intensivos.