Última Hora

Román Macaya, presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) anunció este martes que las pruebas de la terapia contra COVID-19, a base de plasma equino, se harán en pacientes recién hospitalizados. 

“La lógica de esto es frenar el virus en seco antes de que evolucione a mayores consecuencias”, argumentó Macaya.

Es decir, en razón de que el suero equino funciona como un neutralizador del virus, es más efectivo realizar la prueba en pacientes que aún no se han complicado, así como contagiados que no presenten graves secuelas por la infección del SARS-CoV-2.

Por ejemplo, muchos de los pacientes que llevan más tiempo en el hospital presentan insuficiencia respiratoria, insuficiencia renal, falla multiorgánica, coágulos de sangre, derrames, entre otros problemas.

Por esta razón, Macaya indicó que es más viable administrar el suero (durante la fase 2) en personas que aún no presentan dichas complicaciones.

“Si esperamos a que estos pacientes estén muy graves antes de administrarle esta terapia posiblemente sea muy tarde”, agregó el jerarca.

Protocolo casi listo

El presidente de la Caja aseguró que el protocolo de investigación podría estar listo la próxima semana. "Esto ya está muy avanzado, pero hay mucha letra menuda", agregó.

El estudio partirá desde la fase 2 y se aplicará en cuatro centros de la CCSS: CEACO, Hospital México, San Juan de Dios y el Calderón Guardia. 

¿Por qué inicia en fase 2?

La fase uno de las investigaciones clínicas se realiza en voluntarios sanos, es decir, en este caso sería en personas que no estén enfermos de COVID-19. Sin embargo, la administración de anticuerpos de caballos en humanos se utiliza desde hace mucho,  cada vez que una persona requiera de suero antiofídico por una mordedura de serpiente.

Por lo anterior, no será necesario partir desde la fase 1.

"Ya sabemos cuáles son las consecuencias de administrarle anticuerpo de caballo en un cuerpo humano (...) estos son productos que fueron hechos y elaborados exactamente con el mismo protocolo que los sueros antiofídicos, solo que están dirigidos a un objetivo distinto, que es el virus", finalizó Macaya.

Este lunes, la CCSS recibió los primeros 80 frascos de suero anti-coronavirus elaborados por el Instituto Clodomiro Picado.