Última Hora

El Banco de Costa Rica (BCR) le confirmó este jueves a Teletica.com que cerró cinco de sus sucursales en diferentes puntos del país por una serie de modificaciones administrativas, en procura de “racionalizar” sus gastos.

Algunos colaboradores de las sucursales ya cerradas en Mal País, Pocora, Río Jiménez, Herradura y Plaza del Sol (esta cierra el 7 de febrero) fueron reubicados en otras agencias, sin embargo, otros se encuentran aún en cierre y traslado de carteras.  

“En el BCR trabajamos arduamente cada día por ofrecer a nuestros clientes un portafolio de excelencia en todos sus servicios, de modo que podamos seguir ostentando resultados positivos que, a su vez, nos permitan continuar contribuyendo al crecimiento de nuestro país”, aseveró Douglas Soto Leitón, gerente general del BCR.

Tras la consulta sobre la situación de los clientes, la oficina de prensa aseveró que los de Herradura pueden ir a las oficinas del BCR ubicadas en Jacó y Orotina, en Pocora pueden optar por la oficina de Guácimo, los de Río Jiménez tendrán que ir hasta Siquirres, en Mal País habrá solo un cajero automático, pero para otros trámites deberán trasladarse en ferry hasta Puntarenas y los de Plaza del Sol pueden visitar las oficinas que se encuentran en algunos centros comerciales cercanos.

Por su parte Róger Muñoz, secretario general del Sindicato del Banco de Costa Rica (Unebanco), afirma que hay preocupación entre los 20 colaboradores de las sucursales afectadas porque no se sabe aún si perderán su trabajo o serán reubicados de forma permanente.

“Se estudia cada caso de forma individual (sobre la situación de los colaboradores) y se están reuniendo con cada uno de ellos para valorar su situación”, señaló la oficina de prensa del BCR.