Última Hora

Nacional

Bancos salen a la cacería de clientes con rebajas en tasas de interés

La estrategia del Banco Central para dinamizar los créditos en colones encontró respuesta en las entidades financieras, pero aún falta por saber si lo hará también en los inversionistas

Juan José Herrera 25/6/2019 05:32

La banca costarricense inició en las últimas semanas una cacería de clientes con el anuncio de disponibilidad de préstamos a tasas de interés más bajas.

Entidades como el Banco Nacional, BAC, Banco Popular o el Grupo Mutual presentaron recientemente sus nuevas ofertas en créditos para vivienda e inversión, todos con reducciones significativas en sus intereses.

La medida responde a la política monetaria expansiva que persigue el Banco Central, que este mes anunció un tercer rebajo en la Tasa de Política Monetaria (TPM) y la histórica reducción en el encaje mínimo legal.

Ambas decisiones son parte de la apuesta del Gobierno por dinamizar la economía y promover la perseguida reactivación que prometió la actual administración.

“Lo que hizo el Banco Central fue bajar su Tasa Política Monetaria tres veces en este año y con esto decirle a la banca que tenemos créditos más baratos, pero ahí entonces surge la necesidad de más dinero, que fue lo que se consiguió con la reducción del encaje mínimo legal.

“Esas dos estrategias coinciden con esta situación que se está presentando y son el reflejo de que los esfuerzos del Central están funcionando, pero falta ver la respuesta que tendrá en los inversionistas”, explicó el economista Daniel Suchar.

La TPM es el instrumento mediante el cual el Banco Central guía a los intermediaros financieros en sus proyecciones de política monetaria. Su reducción, como en este caso, repercute en las tasas de interés en colones del sistema financiero.

El 19 de junio anterior el Central anunció que la tasa se ubicará ahora en 4,50%, 0,75% menos que como inició este año.

El encaje mínimo legal, por su parte, corresponde al porcentaje que los bancos deben ahorrar en el ente emisor. El encaje en colones pasó de un 15% a un 12%, lo que aumentó la cantidad de dinero disponible para préstamos en las entidades financieras.

Según Suchar, ambas decisiones ya hicieron eco en la banca, pero su efectividad en la dinamización de la economía aún depende de la respuesta de los inversionistas.

“El tema es que el entorno económico nacional está viviendo una incertidumbre muy grande y no sabemos a ciencia cierta si los inversionistas, o los ciudadanos, vamos a querer aprovechar esa baja de tasas e invertirlo en algo que no sabemos en realidad si va a tener retorno o no.

“Por eso es que todavía no vamos a ver ningún tipo de cifra esperanzadora a nivel de economía, porque hasta que no se vea esto en toda la cadena da valor no lo sabremos”, finalizó.