Última Hora

Los tres bancos estatales que ofrecen los llamados créditos salvamento no aprobarán más de estos planes mientras no tengan claridad sobre las deudas de las personas.

Según la ministra de Planificación, Pilar Garrido, el Banco Nacional, Popular y BCR pusieron como condición la aprobación del proyecto de ley para fortalecimiento del Centro de Información Crediticia (CIC) como un requisito para ampliar el alcance de sus planes.

“Los bancos han señalado todos que en caso de contar con más información del CIC ellos estarían dispuestos a ampliar sus operaciones y llegarle a más personas, pero con las restricciones actuales y sin poner en riesgo a la banca estatal y pública esto es lo que está sobre la mesa por ahora, como es un primer producto nos damos por satisfechos”, aseguró Garrido.

El proyecto busca ampliar la supervisión del CIC para abarcar no solo a las entidades supervisadas por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) sino también a aquellas bajo el control de otras entidades o bien otras no reguladas como tiendas departamentales y almacenes comerciales.

La banca estatal presentó planes para ayudar, entre los tres, a unas 95.000 personas sobreendeudadas: El Popular otorgará 22.000 de estos créditos, el BCR 1.000 y el Nacional 72.000.

La ministra descartó que exista recelo o timidez por parte de los bancos en esas cifras, sino más bien cautela ante la falta de seguridad que suponen esos vacíos de información con los que actualmente cuenta el CIC.

“No es recelo, es un tema que todas las entidades financieras establecen cuál es su riesgo, si no tiene uno información suficiente cómo hace para asumir riesgos, sería muy irresponsable de las entidades estatales asumir riesgos de más sin tener la información adecuada”, dijo.

En el caso particular del Banco Nacional, la entidad anunció un monto de ₡100.000 millones para cubrir ese público meta de 72.000 beneficiados, lo que resultaría en un promedio de menos de ₡1.4 millones por persona.

Esos cálculos así como los montos y créditos proyectados han sido ampliamente criticados por los detractores de la iniciativa, que los califican como insuficientes para verdaderamente abordar la problemática del endeudamiento en el país.

“(…) Se estima que no todas van a solicitar una readecuación, ni todas llegarán a solicitar el mismo monto, pues las necesidades son diferentes. BN también nos ha indicado que en caso de que el banco alcance la colocación de los 100.000 millones, “analizaría” la colocación de más dinero, pues están en la mejor disposición de colaborar con esta iniciativa”, dijo Garrido al respecto.