Última Hora

El Tribunal Penal de Pavas bajó la pena a las cuatro personas que fueron catalogadas como culpables por el crimen de Gerardo Cruz.​

El juicio culminó este viernes.

El caso de Samady Fonseca Fernández quedó con una pena de 25 años de prisión, mientras que su hija Kristina Valerín Fonseca descontará 20 años.

Por su parte César Felipe Chaves y Ronald Josué Arche Barrientos, 20 años para cada uno.

A todos se le redujo cinco años de la pena que se les había interpuesto en un primer juicio que se realizó en el 2018.

El segundo juicio por este caso se realizó tras una decisión del Tribunal de Apelaciones.

Madre e hija y los dos hombres, fueron catalogados como culpables de la muerte de Gerardo Cruz. El hecho ocurrió en octubre del 2017.

Ante la nueva sentencia, la madre de Gerardo Cruz expresó su sentir.

El debate se realizó en el Tribunal Penal de Pavas. Al culminar las cuatro personas fueron remitidas a los centros penales respectivos.