Última Hora

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) tomó la decisión de no suspender, temporalmente, los servicios de agua potable mientras se efectúa una revisión integral a los procesos de pago cuando los servicios son interrumpidos por morosidad.

La suspensión de los cortes se va a realizar de forma preventiva para valorar algunos casos que se identificaron desde la semana pasada: alertaron a la institución sobre usuarios que, tras haberle desconectado el servicio, normalizaron su situación y la reconexión se hizo fuera del plazo establecido.

De acuerdo con la normativa y procedimientos del AyA, dependiendo de la hora del pago, al abonado se le debería reconectar el mismo día o, como máximo, al día siguiente.

El AyA, luego de más de siete meses de no realizar suspensiones de sus servicios por morosidad, en apego a las directrices de Gobierno de la República, reanudó las desconexiones a partir de mediados de octubre pasado. 

Desde ese mes y hasta la fecha, el AyA ha formalizado 19.500 arreglos de pago y 14.750 reconexiones de servicios.

Cortes y reclamación de facturas

Un usuario es sujeto de la suspensión de su servicio de agua potable si la última factura al cobro se encuentra vencida y pendiente de pago. A todos las personas en estas condiciones, previamente a ejecutar la desconexión, se les realiza un aviso de prevención para que puedan formalizar un arreglo de pago o paguen las facturas en regla y pendientes de cancelación. En caso de inacción por parte del usuario, se procede con la desconexión.

Tras el corte y para la reconexión del servicio, es necesario que el abonado pague el pendiente o bien realice un arreglo de pago, el que incorporaría cualquier otra deuda pendiente. Una vez realizado esto, la institución procede a reinstalar el servicio.

Es importante destacar que, aunque un usuario tenga una o varias facturas reclamadas y en revisión por parte del AyA, podría ser sujeto de desconexión de su servicio si no paga oportunamente la última factura emitida y al cobro o, en su defecto, suscribe o amplíe un arreglo de pago que incluya este último recibo.

El AyA invitó a todos sus abonados que mantengan deudas pendientes con la institución a ponerse en contacto a través de los canales digitales para alcanzar un arreglo de pago que les sea beneficioso y evitarse futuras cortas. Para ello se dispone del correo linea800@aya.go.cr y el teléfono 800-REPORTE.