Última Hora

La Policía Turística y Guardacostas reforzaron para esta temporada de verano la estrategia preventiva en las principales playas del país, en especial las del Pacífico.

Los oficiales de la Turística recibieron ocho motos acuáticas que fueron donadas por la Embajada de Estados Unidos para realizar esa labor preventiva.

El trabajo conjunto entre esos cuerpos policiales y la Cruz Roja permitió que en las dos primeras semanas del año, al menos 20 personas que estaban en peligro de ahogarse fueran rescatadas.

Durante esta primera quincena del año, los agentes contabilizan 1.100 avisos de advertencia a bañistas que se mantenían en zonas de riesgo.

Los patrullajes más intensos se realizan en el Pacífico Central y Norte en sitios como Manuel Antonio, Jacó, Tamarindo y El Coco.