Última Hora

La Policía Municipal de Escazú informó este viernes en horas de la noche que ya notificó a la pareja de papás que asistieron al hospital San Juan de Dios, para traer al mundo a su hijo por medio de cesárea y que a la vez negaron tener COVID-19.

Las autoridades policiales acompañaron al Ministerio de Salud hasta la casa de la pareja para la respectiva notificación.

Según informaron los municipales, “la pareja comprendió su obligación de pagar los cinco salarios base de multa que les impusieron por negar tener el virus en dos ocasiones, cuando ingresaron al hospital San Juan de Dios”.

"Modificamos la Ley General de Salud para facultar multas cuando se da un incumplimiento de una orden sanitaria. Una persona que ya tiene un resultado positivo y sale de su casa con una orden sanitaria es muy grave” dijo el ministro de Salud, Daniel Salas.

La multa podría alcanzar los dos millones 300 mil colones, según los datos actuales. 

El esposo de la mujer, cuando estaba en la sala de Emergencias y Obstetricia, negó dos veces a los médicos que tuviera la enfermedad.

A la madre y al recién nacido se les hizo una prueba de COVID-19: el resultado de la mujer salió positivo, mientras que el bebé está libre del nuevo coronavirus. 

Por este caso 16 funcionarios del hospital capitalino fueron enviados a cuarentena.