Última Hora

La Fiscalía Adjunta de Asuntos Indígenas lleva casi siete años investigando dónde están ₡577 millones que le fueron girados al líder indígena asesinado, Sergio Rojas Ortiz, y a 10 de los miembros de su grupo.

Doris Ortíz es la Coordinadora General de las Autoridades Étnicas Tradicionales de Mayores, ha vivido toda su vida en Salitre y es prima del líder indígena Sergio rojas Ortíz, asesinado el lunes de la semana anterior.

Ella también es una de los indígenas afectados por la desaparición de ₡650 millones que el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal giró hace siete años a la Junta Directiva de la Asociación de Desarrollo de Salitre en Buenos Aires de Puntarenas.

Esos dineros eran girados a las asociaciones de desarrollo de las zonas indígenas a cambio de someter a conservación los terrenos que les eran adjudicados.

La desaparición de esa plata en cuestión de dos años provocó una investigación que ya cumple siete años y no llega a nada, esto a pesar de que existe una acusación, una acción civil resarcitoria de la Procuraduría General de la República y por la falta de un peritaje cultural solicitado por los abogados de Sergio Rojas Ortíz; por todas estas razones se mantiene el caso en suspenso, sin llegar a la audiencia preliminar.

Según el expediente del caso, del cual tiene copia Telenoticias, se enumeran una serie de indígenas afectados que nunca recibieron el dinero que sí le fue girado a la Asociación de Desarrollo de Salitre, dirigida en ese momento por Sergio Rojas Ortíz y 13 personas más de su grupo.

"Que el imputado Sergio Rojas Ortíz reportó ante Fonafifo que la ofendida Marta Elizondo Ortíz sometió a conservación 23.24 hectáreas, así como 36.4 áreas por las que debía recibir ₡5.066.000 y ₡1.044.000, respectivamente, sin embargo, tales montos no le fueron entregados por el endilgado.

El imputado Sergio Rojas Ortíz engañó a la ofendida aprovechándose de la confianza que tenía como Presidente a la ADI, su liderazgo y que eran familia".

El expediente y la acusación del Ministerio Público señalan el caso de una indígena identificada Guillermina Elizondo Elizondo quien debía recibir de Fonafifo unos ₡13 millones.

"A la ofendida el encargado le ocultó el monto que le correspondía...como parte de su forma de ardid para hacer creer a la ofendida que su actuar era correcto y dar vestigio de legalidad a su pago, cada vez que le entregaba un cheque le pedía un recibo con firma".

Según la investigación de la Fiscalía, entre el 2003 y el 2012 se le giraron a la ADI de Salitre, liderada por Rojas, ₡621 millones, de los cuales solo se pudieron justificar ₡43, es decir, al día de hoy existe un faltante de ₡577 millones que nadie sabe dónde están.

Vea el detalle completo en el video adjunto a esta nota.

Mañana en Telenoticias: ¿Qué declararon los amigos de Sergio Rojas Ortíz sobre el dinero perdido?

Lea también: