Última Hora

Nacional

Autoridades extienden hasta octubre suspensión de visitas a centros penales por brote de paperas

En primera instancia la prohibición acababa este miércoles, pero los casos de enfermos no han parado de aumentar en las diferentes cárceles

Juan José Herrera 25/9/2019 11:39

Los ministerios de Justicia y Salud acordaron este miércoles extender hasta octubre la suspensión de visitas a centros penales debido a la persistencia de un brote de paperas en las diferentes cárcelas.

Originalmente la prohibición se terminaba hoy; sin embargo, el aumento en el número de casos hizo imposible levantar la medida.

Según las autoridades, solo en el Centro de Atención Integral Gerardo Rodríguez (Alajuela) se reportan 74 enfermos, de los cuales 21 se encuentan en aislamiento. La prohibición de visitas a ese centro se mantendrá hasta el 10 de octubre.

En el CAI Luis Paulino Mora (Alajuela) la medida se extiende hasta el 7 de octubre. Ahí hay 15 casos y 10 en aislamiento.

El CAI Calle Real (Liberia) reporta 10 casos y seis enfermos en aislamiento. Ahí las visitas se prohíben hasta el 10 de octubre.

En el Marcus Garvey (Limón) la orden sanitaria se extiende hasta el 4 de octubre (10 enfermos y cuatro aislados).

En el caso del Antonio Bastida de Paz (Pérez Zeledón), donde se reportan 24 casos, las visitas se permiten excepto en el módulo B2 hasta el 4 de octubre.

Esa restricción también se aplicará en el Jorge Arturo Montero (Alajuela) hasta esa fecha solo para los módulos C2, D2 y D3.

En el Carlos Luis Fallas (Pococí) se amplió la orden sanitaria hasta el próximo 10 de octubre. Ahí se cuentan 61 casos y dos en aislamiento.

En la Unidad de Atención Integral Reynaldo Villalobos (Alajuela) se habilitan las visitas excepto al dormitorio 4, que permanece con restricción hasta el 4 de octubre.

Al día de hoy se contabilizan 195 casos de parotiditis en los centros penales del país.

El Ministerio de Justicia y Paz, el Ministerio de Salud y la Caja Costarricense del Seguro Social, continúan con las medidas preventivas, como la vacunación tanto para los privados de libertad como para los funcionarios judiciales, el aislamiento de los enfermos y sus contactos y desinfección de superficies.