Última Hora

A pesar de la prohibición, existen algunas prácticas que facilitan el acceso a las andaderas para niños.

Hay quienes las prestan a familiares o amigos y hasta las venden por Internet.

El decreto de enero de 2017 prohibió la importación, distribución, venta y publicidad de las andaderas infantiles.

Aunque en el comercio se ven poco, hay dos prácticas que continúan facilitando su uso: el préstamo entre conocidos y la venta en páginas de Internet.

Adquirir una andadera para bebés de forma ilegal podría provocar un accidente: hay tres comunes asociados al uso de esos aparatos.

El Ministerio de Salud pide a los padres de familia eliminar por completo el uso de las andaderas para bebé. Si conoce lugares donde se venden de forma ilegal puede reportarlo al correo [email protected] o a la oficina regional más cercana.