Por Susana Peña Nassar |24 de diciembre de 2022, 9:16 AM

La Policía de Tránsito recuerda a todos los vacacionistas que solo hay cuatro razones que justifican la entrada de carros a la playa: la atención de una emergencia, meter o sacar embarcaciones, cargar productos de la pesca con los debidos permisos o contar con una autorización del departamento de Ingeniería de Tránsito. 

En cualquier situación que no haya sido descrita anteriormente, si un oficial lo sorprende con su vehículo dentro de esta zona de recreo, se expone a una multa de ₡56.000.

Además de una sanción, los conductores que violen esta disposición de la Ley de Tránsito podrían verse involucrados en un accidente con heridos, y los automotores podrían quedar atrapados en la arena o en el mar, como ha ocurrido en otras ocasiones.

"Las personas que van a la playa, van a dormir, broncearse, jugar, meterse al mar, dejar que sus hijos disfruten de este espacio de arena, leer un libro, enterrarse justamente en la arena, escuchar música con audífonos… En lo último que estas personas piensan es en que pueda venir un vehículo; no es lógico, no debería ocurrir, salvo excepciones muy puntuales, por lo que es muy peligroso ingresar automotores a esta zona de descanso", expresó Alexánder Solano, director de la Policía de Tránsito.

De enero a noviembre, ese cuerpo policial confeccionó 16 multas por ingreso de vehículos a las playas. 

Si usted es testigo de esta conducta ilegal, puede reportarlo de inmediato al Sistema de Emergencias 9-1-1.