Última Hora

Los gimnasios del país todavía no pueden abrir tras una orden sanitaria emitida por el Ministerio de Salud desde el pasado 18 de marzo, lo que mantiene a sector en una incertidumbre debido a la crisis.

Ante esta situación, la Asociación de Gimnasios de Costa Rica solicita al Gobierno el acompañamiento y la respuesta para más de 6.000 familias del sector que, por el momento, no reciben ingresos.

“No sabemos nada, no tenemos norte, no tenemos disposición ni del Ministerio de Salud, ni para donde vamos, ni cuándo va a ser nuestra apertura, ni como nos van a ayudar. Nos sentimos abandonados totalmente”, aseguró la secretaria de la asociación, Erika Elizondo.

Esta organización está integrada por más de 170 gimnasios pequeños, medianos y grandes de todo el país y fue creada hace poco con el objetivo de hacerle frente a esta situación.

El sector asegura que entienden las medidas de Salud, pero que también están necesitados por reabrir los negocios.

 “Hemos visto personas más hacinadas en supermercados o centros de comidas de lo que nosotros podríamos representar”, indicó Elizondo.

Además, el sector asegura que hacer ejercicio en una situación de estas es realmente importante para la salud y que eso también se debería tomar en cuenta.

“Es que si las personas están aisladas no hacen ejercicio y si no cuidan su salud, en vez de morirse de coronavirus en dos o tres meses las personas van a estar con depresiones, diabetes, enfermedades, presión alta”, comentó la secretaría de la asociación.

Medidas a implementar

Con respecto a las medidas que se podrán implementar en estos espacios, la representante de la Asociación de Gimnasios de Costa Rica manifestó a Teletica.com que están dispuestos a tomarlas, como en el caso de trabajar únicamente con el 50% de aforo, doble paño, lavatorios e incluso hasta caretas.

“Sabemos que es muy difícil hacer ejercicios con un tapa bocas, entonces pensamos en la careta porque da oxigenación. Sin embargo, yo pienso que si hay un termómetro y la persona no está con temperatura y la persona es consciente de que puede hacer ejercicio con el distanciamiento de máquinas se podría trabajar”, comentó Erika Elizondo.

Además de esto. las empresas están planteando que cada gimnasio cuente con una plataforma virtual para brindar acompañamiento a los clientes y hasta puedan recibir clases en sus casas.