Última Hora

Este lunes, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y el Sistema Nacional de Monitoreo de Tsunamis (Sinamot) instalaron cinco sirenas para alertar sobre posibles tsunamis. 

Se colocaron en las comunidades de Tivives, Jacó, Esterillos Oeste y Quepos, en la provincia de Puntarenas. Su sonido advertirá a los pobladores de estas zonas que deben evacuar para ponerse a salvo ante un eventual fenómeno (ver video adjunto).

Las sirenas donadas por el Gobierno de los Estados Unidos tuvieron un costo de $70.000.

Teletica.com conversó con Silvia Chacón del Sinamot sobre el riesgo de tsunamis de alto impacto en nuestro país.

"Sí existe el riesgo de tsunami en Costa Rica, como existe en cualquier país con costa, es cierto que el potencial de tsunami de Costa Rica no es tan elevado como el de Chile, Japón o Indonesia, porque nuestro potencial sísmico tampoco es tan elevado; sin embargo, la amenaza existe. A lo largo de la historia hemos podido identificar 36 tsunamis en nuestro país, de los cuales la mitad no ha sido percibido por la población y la otra mitad si ha sido observado, inclusive uno de ellos causó muertes", explicó la especialista. 

Los tsunamis son olas causadas por perturbaciones rápidas y grandes. Pueden ser provocadas por temblores, erupciones volcánicas o cambios bruscos en la condición atmosférica.

Según Chacón, el tsunami más grande que afectó nuestro país tenía una altura de 7.3 metros e ingresó hasta 200 metros al territorio. 

La especialista explicó que estas alertas serán de mucha utilidad; sin embargo, la población costera debe saber que, en caso de sismo muy fuerte y prolongado, tienen que desplazarse de inmediato a las zonas más altas. 

“La colocación de las sirenas es parte de un proceso donde se educó y capacitó a la gente en la evacuación por tsunami, elaborando los mapas e indicando a la gente cuáles son los puntos de reunión, las rutas que se deben utilizar. Además de un plan en las comunidades de qué es la alerta y cómo reaccionar ante ella", agregó.

Debido a la pandemia, el ejercicio de movilización de población está suspendido; pero se trabaja con ejercicios de mesa de la mano con los Comités Municipales y Comunales de las zonas costeras del Pacífico. La idea es crear un protocolo, que las personas sepan quién y cuándo debe activar la sirena, además de cumplir con las rutas de evacuación.


Por su parte, Lidier Esquivel, de la CNE, comentó que estas cinco sirenas vienen a fortalecer la red que ya existe, con alarmas en Puntarenas y Guanacaste. Además, se espera la instalación de sirenas en la costa del Caribe el próximo año. 

Otro de los objetivos es promover que las comunidades obtengan el reconocimiento Tsunami Ready de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la Unesco, que reconoce comunidades más preparadas, evitando las pérdidas humanas.

Para mayor información, puede visitar www.sinamot.una.ac.cr.