Última Hora

Este viernes 9 de octubre reabrirán los bares en Costa Rica, así lo anunció Victoria Hernández, ministra de Economía, Industria y Comercio.

Sin embargo, las condiciones no serán nada parecidas a las que había antes de la pandemia de COVID-19. Al ser un lugar de alto riesgo de contagio, las autoridades reforzaron los protocolos de salud.

Primero, los bares podrán funcionar con solo 50% de su capacidad; también debe existir un distanciamiento de 1.8 metros entre los respaldares de las sillas de cada mesa.

Únicamente se permitirá música instrumental o la presencia de un DJ. No se permiten personas cantando, gritando o bailando (debe existir un control de volumen de música evitando cercanía de consumidores).

Solo podrán sentarse cuatro personas por mesa y estas tendrán divisiones estructurales para mantener el distanciamiento social.

El establecimiento debe indicar, afuera de su local, la capacidad de personas que pueden ingresar, según el aforo permitido.

Debe haber demarcación obligatoria en zonas del local para delimitar el distanciamiento de 1.8 metros y evitar aglomeraciones.

El bar deberá tener protocolos de comportamiento seguro de clientes y tener visibles las reglas para el derecho de ingreso, permanencia y acciones de incumplimiento.

Los espacios de las barras se pueden habilitar tomando en cuenta la medida de un metro entre barreras físicas por persona. Además, deben tener separación protectora de metacrilato, plástico, vidrio o cualquier otro tipo de material no poroso que garantice el distanciamiento social y desinfección del área.

En los establecimientos que solo operan a través de una barra, estas deben contar con divisiones estructurales que separen a los consumidores.

La capacitación en protocolos es obligatoria y debe presentarse evidencia del entrenamiento del personal al Ministerio de Salud.