Última Hora

El arzobispo de San José, monseñor José Rafael Quirós, afirma que fue él quien decidió no asistir a la reunión convocada por el Papa Francisco para tratar el tema de los abusos sexuales.

Quirós negó que la cancelación de su viaje obedeció a una supuesta presión de quienes acusaron al sacerdote Mauricio Víquez por abusos.

Según un comunicado, la Santa Sede giró la invitación a los presidentes de las conferencias episcopales, o en su lugar, nombrar un representante.

Quirós, como presidente, designó a Monseñor Gabriel Enrique Montero obispo de San Isidro del General. De esta forma, la Curia niega que exista un veto contra monseñor Quirós.

Para más detalles puede ver el vídeo adjunto.