Última Hora

La Asociación de Compositores y Autores Musicales (ACAM) emitió este martes un comunicado en el que avisa del cobro de una licencia virtual para las transmisiones musicales. La notificación dice lo siguiente:

“Todo evento que se desarrolle de forma virtual en cualquier plataforma, en el cual se realice Comunicación Pública de obras musicales protegidas, sea con o sin cobro de entrada, o bien cuente con alguna mecánica de participación, deberá de contar con la licencia respectiva”.

Además, indicaron que la licencia es emitida por parte de la organización y amparada en la Ley 6683, “Ley de Derechos de Autor y Derechos Conexos”.

Tras este anuncio, Teletica.com conversó con Humberto Vargas, cantautor costarricenses y ganador del Festival Viña del Mar 2006.

“Me siento coartado e invadido. Esto es un lío terrible, yo he sido defensor de ACAM porque como soy autor defiendo mis derechos. Creo que hay que cobrar los derechos de autor, pero este tarifario es absolutamente desproporcional a la realidad nacional”, indicó el artista.

Vargas contó que en su cuenta de Facebook realiza constantemente transmisiones y gracias a eso está logrando algunos patrocinios, otros son canjes y pagos efectivo; pero no le alcanza para pagar sus compromisos económicos.  

Además, explicó que está en un proceso de subir el rating de su programa, pero si para mejorar este aspecto tendrá que pagar mucho más dinero entrará en “rebeldía porque no les voy a pagar. Yo no tengo como sacar ese dinero para ACAM, sabiendo que tengo necesidades y se los he dicho a ellos, antes de que hicieran el comunicado”.

El artista costarricense dice que esta iniciativa de ACAM inició porque hay empresas muy grandes que están lucrando con los derechos de autor.

“Con todo respeto para la gente de ACAM, me incluyo porque yo soy autor, pero el tarifario lo desproporcionaron y al querer cobrarle a empresas muy grandes que están lucrando con eso y dejando contenido colgado en las redes con obras que son defendidas, pues no están teniendo la división que debería de haber entre los diferentes productores que hay en el medio. No es lo mismo un banco que un artista que está canjeando por su show el diario de la semana entrante”, acotó.

Humberto Vargas espera que ACAM logre reflexionar sobre esta licencia virtual en momentos de pandemia.

“La gente que está en ACAM en este momento, todos merecen mi respeto total y mi admiración, y sé que van a encontrar la forma de equilibrar las cosas porque son personas justas. En este momento siento que no lograron medir todos los actores que hay en el proceso”, finalizó.

"Aclaración"

Hace pocas horas ACAM emitió otro comunicado en el que hacen una “aclaración”. Dice lo siguiente:

“Las transmisiones que un/una artista haga desde su página o perfil personal de alguna red social, sin que medie el lucro- ya sea porque no se cobra una entrada o no se cuenta con patrocinios- no están sujetas al licenciamiento ni a un pago por concepto de derecho de Comunicación Pública, el cual es el que gestiona ACAM. Tampoco están sujetas aquellas emisiones en las que el/la artista recibe donaciones”.

Teletica.com también le consultó al cantante de La Milixia, Donovan Camacho.

“Lo primero que estuvo mal fue la comunicación, tuvieron que decirle a los músicos y asociados antes de emitir el comunicado que van a cobrar por los streamings. Aunque ya aclararon que no van a cobrar a los músicos que hacen sus propios streamings (sin lucrar), creo que la comunicación fue tan mala que provocó un enojo en todos los músicos”, señaló.

El vocalista nacional recalcó que no está de acuerdo en los tarifarios establecidos en momentos donde el gremio musical está sufriendo por la baja demanda. 

“En el plano personal sí estoy de acuerdo con el cobro, pero no en este momento porque no hay demanda, o sea no hay casi marcas y compañías contratando músicos para que hacerles ese cobro. Es un mal momento, no hubo una consulta de los asociados y no pensaron en que repercusiones iban a tener. En vez de beneficiar al músico más bien nos va a perjudicar”, comentó Camacho.

Las tarifas establecidas van desde los $3 hasta los $300 dólares por show. Los precios se establecen dependiendo del rating y uso de la música.