Última Hora

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) le exigió al Instituto Costarricense de Electricidad cumplir con las normas internacionales para así lograr bajar sus tarifas.

La resolución llega en medio del inicio del proceso de fijación tarifaria que arrancó este jueves para el ICE.

La autoridad reguladora le ordenó a la institución apegarse a las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), lo que le permitiría incorporar en los estudios tarifarios variantes como la depreciación y nivel de rentabilidad de los activos en proyectos como P.H. Garabito, P. G. Pailas II y P.H. Toro III.

Esto, según Aresep, le permitiría al ICE reducir lo que hoy paga por cuota de arrendamiento y trasladar ese beneficio a los usuarios.

“Lo anterior, permitirá que los costos del servicio de generación de energía eléctrica sean menores, porque se recupera la inversión en un periodo más amplio de tiempo (acorde con la vida útil de cada proyecto); lo cual tendría un impacto en las tarifas al usuario final del ICE y de las restantes empresas distribuidoras”, dijo la autoridad.

El ICE está obligado al uso pleno de las normas NIIF de acuerdo con la Ley 9573, con la que la Asamblea Legislativa aprobó el financiamiento con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a dicho instituto.

La ARESEP le solicitó al ICE la proyección de sus gastos hasta el 2022, así como la proyección de demanda y producción de energía. Además, se están pidiendo informes detallados de las inversiones.

El ICE tendrá hasta el 14 de setiembre próximo para presentar la información solicitada como parte del estudio tarifario.