Última Hora

En tiempos de crisis por la pandemia COVID-19 y época seca, los expertos recomiendan el consumo de agua responsable en los hogares costarricenses.​

El saber reutilizar el líquido de forma correcta, no solo puede ayudar al ambiente, sino que también daría un alivio al bolsillo de los ticos.

Reutilizar el agua consiste en almacenar el líquido de manera segura para que se pueda utilizar en otras tareas que no sean de consumo humano. Por ejemplo, lavar el carro, regar las plantas, abastecer sanitarios, o lavar ropa.

“Debemos tomar en cuenta que diariamente utilizábamos servicios como agua y electricidad dentro de oficinas y lugares públicos como restaurantes o sitios recreativos. Ahora que estamos en la obligación de mantenernos en la casa, el consumo aumenta sensiblemente en los hogares. Así que ser conscientes es la única acción que nos ayudará a evitar la escasez. Si ahorramos vamos a asegurar a nuestro vecino y a nosotros mismos contar con agua por mucho más tiempo”, explicó Natalia Oviedo de La Casa del Tanque.

¿Cómo reutilizar correctamente el agua?

Puede conservar el agua de la ducha. A la hora de tomar un baño, es normal que una gran cantidad de agua se pierda por el desagüe hasta conseguir la temperatura adecuada. Para evitar este despilfarro, se puede colocar un cubo bajo la ducha para recoger esa agua y utilizarla en otras actividades.

A la hora de regar las plantas. Siempre que no contengan químicos, las aguas generadas por procesos domésticos, como el lavado de ropa o el agua que usas tras un baño, pueden aprovecharse para regar las plantas.

Se puede usar el agua de la secadora para planchar. El agua por condensación que acumula este instrumento es ideal para planchar, ya que es un agua pura que no contiene cal. También puede usarse para los limpiaparabrisas del vehículo o incluso para regar.

Otra opción también es recoger agua de lluvia. En algunos lugares del país ya se están presentando precipitaciones por lo que se puede recolectar el líquido para aprovecharlo en diversas actividades que no sean de consumo.

Finalmente, una de las malas prácticas que tienen algunas personas en los hogares es utilizar el inodoro para botar basura. Esto puede generar que el retrete no funcione adecuadamente por los residuos y al final se termine consumiendo más agua o se desperdicie mientras se intenta bajar los desechos.