Última Hora

En su rendición de cuentas anual, realizada esta vez en el Auditorio Nacional, el presidente Carlos Alvarado no ocultó su decepción por el lento avance de dos proyectos de infraestructura. 

En su discurso mencionó las obras de ampliación Cañas-Limonal y Río Frío-Limón, esta última en la ruta 32. 

"Respecto a la ampliación de la carretera Cañas-Limonal, que ha
avanzado un 25 por ciento y la ampliación de la ruta 32, con 20 por
ciento, señalo con honestidad que el avance no ha sido el deseado y sobre esto el ministro Méndez Mata se encuentra tomando acciones", manifestó Alvarado la tarde de este lunes.

El mandatario no detalló en su intervención cuáles acciones se toman desde el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT). Eso sí, destacó la conclusión y el avance que muestran otras obras.

"Inauguramos el paso a desnivel de Garantías Sociales e
iniciamos el paso a desnivel de Guadalupe, con inversiones por 37.1
millones de dólares. Avanzamos con la construcción del Puente
Binacional sobre el río Sixaola y el nuevo puente sobre el río Virilla,
en Tibás, que tiene ya más de 80 por ciento de avance. En la Uruca, ya se inició la interconexión con la Circunvalación", enumeró el presidente.

Alvarado mencionó obras que están próximas a iniciar, entre estas las primeras cinco OBIS (obras impostergables) de la carretera San José-San Ramón, la ampliación de Barranca-Limonal y la Angostura, en Puntarenas y los pasos a desnivel en Taras y La Lima, Cartago.