Última Hora

“Fuimos el primer cantón en cerrar las playas y también vamos a ser el primero en sublevarse, por la injusticia, la persecución y la poca sinceridad de este Gobierno hacia nuestra zona. Si quieren guerra,  van a tener guerra”.

Este fue el fuerte mensaje que lanzó el alcalde de Garabito, Tobías Murillo,  luego de que el Gobierno los mantuviera en la lista de territorios con alerta naranja por la pandemia del COVID-19.

El líder municipal reclama que las autoridades no incluyeron en esta categoría a otros cantones vecinos que también se dedican a la activad turística y que registran más casos positivos del nuevo coronavirus.

Además, advierte que en las últimas semanas no han presentado incremento en los contagios de la enfermedad, y que los comercios y pobladores han adoptado los protocolos sanitarios.

“Vamos a ser los primeros que protestamos, no porque estemos en contra de las medidas, sino por las injusticias. No nos miden con la vara que los miden a los otros”, recalcó.

Murillo advirtió que tomarán medidas de presión “que van a tener repercusión a nivel nacional” a partir de la próxima semana.

Hasta este jueves, Garabito registraba 32 casos positivos de COVID-19, .

Alerta naranja

Actualmente, más de 55 zonas del país se encuentran en alerta naranja. Eso significa que tienen una restricción vehicular y comercial más estricta.

Este viernes, el Gobierno anunció una serie de cambios en la categoría de alertas para ocho cantones y dos distritos a partir del lunes 20 de julio y hasta el viernes 31.

Entre las modificaciones se bajó la categoría de naranja a amarillo a cantones como Bagaces y Carrillo en Guanacaste; mientras que Nicoya, por ejemplo, subió a categoría naranja.

Según detalló el presidente ejecutivo de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexánder Solís, esta evaluación se hace a partir de la observación de los indicadores que tienen que ver con comportamiento epidemiológico y la capacidad del sistema de salud para enfrentar la situación de emergencia.