La posibilidad de que las autoridades de Salud y la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) instalen un albergue para pacientes de COVID-19 en el cantón, inquieta al alcalde de Alajuelita.

Según el jerarca local, temen que al albergue lleven pacientes de otras zonas de San José que no necesariamente sean vecinos del cantón.

Por eso, solicitan al Gobierno una explicación en cuanto al criterio que usarían para trasladar a personas afectadas por la enfermedad.

Mientras esa discusión se resuelve, funcionarios de Salud y la Caja hacen la toma masiva de muestras a vecinos de Alajuelita.

La intención es determinar si en esa zona de San José existe o no transmisión comunitaria.

Alajuelita tiene, a la fecha, 217 casos activos de COVID-19, ocupa el tercer lugar de la provincia.