Última Hora

El acalde de Garabito Tobías Murillo asegura que un hombre llamado Manuel Gamboa y otro de apellido Tristán se están apropiando indebidamente del Peñón de Guacalillo y de terrenos cercanos que no les corresponden.

Según le comentó Murillo a Teletica.com, cuando se creó el muelle de Caldera se reubicó a la gente que vivía ahí en la zona de Guacalillo y Bajamar. Muchos de ellos no necesitaron ayuda y los terrenos quedaron abandonados; otros sí se trasladaron y lo vendieron, pero “de la noche a la mañana aparecieron estas personas y ahora se quieren adueñar”.

“Desde hace mes y medio comenzaron a cercar el peñón como si fueran propiedades privadas y hasta cerraron la zona de los 50 metros del área marítimo terrestre. En la Municipalidad vamos a llegar hasta las últimas consecuencias y meterlos a la cárcel, yo les dije que son unos corruptos porque quieren adueñarse de algo que no les corresponde”, dijo Murillo.  

El alcalde aseguró, además, que “los fines de semana para ir al Peñón de Guacalillo los turistas tienen que pagar mil colones y, como si fuera poco, hay puestos de ventas ambulantes sin permisos municipales ni de Salud y estas personas que menciono les están cobrando por los permisos de ventas.

“Yo hablé con Manuel Gamboa y le dije que esas son áreas comunales, no les corresponde. Le pregunté que quién los autorizó a firmar una sociedad anónima que es privada, donde están las propiedades, y no contestó. Tendrán que responder ante los Tribunales cómo obtuvieron eso porque estamos documentando todo para interponer la denuncia correspondiente”, agregó.

Tobías Murillo asegura que en este lugar hay terrenos municipales, áreas comunales, además muchas personas viven ahí, algunos tienen propiedades para vacacionar y varias están abandonadas.  

“Al centro educativo del lugar le quitaron un área y no entiendo cómo se adueñaron de esto. Tenemos buenos argumentos para decir que se apropian de áreas que no les corresponden y hasta hay un grupo de matones con armas que han hecho disparos en la zona para que la gente salga de estos terrenos”, añadió.

Pero, ¿qué dice Manuel Gamboa acerca de todo esto?

Manuel Gamboa aseguró a Teletica.com que todo lo que dice el alcalde de Garabito es falso.

“Yo le pedí una cita a Tobías, me la dio y luego me la canceló; la idea era que viera los documentos que tengo. Él dice locuras como que eso lo adquirimos del Estado, pero la asociación que represento (Asociación de Vecinos de Bajamar) se la compró a una familia de apellido Batalla en el año 1981 y tengo la escritura de quiénes fueron las partes”, dijo Manuel Gamboa.

Gamboa tiene claro que la finca de más de 600 mil metros cuadrados le pertenece a esta asociación y afirma que él es solo el representante legal de la misma.

“Ellos dicen que la asociación le robó a la escuela y más bien la asociación le regaló más de 5.000 m2 a la escuela y más de una hectárea a la Asociación Comunal para una plaza de deportes, entre otras cosas”, comenta.

En cuanto a la zona específica del Peñón de Guacalillo, es contundente e indica que no cobran por ingresar.

“En cuanto al peñón no es cierto que cobramos por ingresar, más bien se revisan los carros para verificar que no chorreen aceite, pusimos cámaras para ver quiénes son los que dejan basura y no dejarlos entrar más. Por la noche no puede ingresar nadie, ya que en ocasiones hay arribadas de tortugas, además nos dimos cuenta de que están cortando árboles y robando aves como lapas para luego venderlas”, agregó Gamboa.  

También indicó que sí hay personas vendiendo, pero que tienen tres meses para sacar el curso de manipulación de alimentos y los respectivos documentos del Ministerio de Salud.

“La municipalidad no es dueña de nada, yo tengo los planos catastrados y los planos de origen que así lo indica. Don Tobías me ha ofendido solo porque yo soy el papa de Celso (Gamboa) y tengo una acusación penal contra el alcalde bajo los cargos de usurpación, daños ambientales y peculado. Ahora voy a presentar una querella contra Murillo porque nos ha insultado”, expresó.

Gamboa aduce que no tiene idea de si han llegado personas armadas para intimidar a los habitantes, pero tiene pruebas (videos) donde se ve a funcionarios municipales sacando material de un tajo que, según el alcalde de Grabito, les pertenece; pero él dice que no es así.

“Se está llevando a la gente a creer que la asociación que represento está robando terreno y no es cierto. El daño ambiental que ha hecho Tobías es muy grande y lo demostraremos”, finalizó.