Última Hora

Albino Vargas, secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), presentó este jueves una denuncia penal contra el alcalde de Talamanca, Rugeli Morales y contra el Fiscal, Jorge Rojas González, por el arresto arbitrario e ilegal de funcionarios de la ANEP el pasado 3 de junio.

El líder sindical llegó este jueves a los Tribunales de San José junto a su abogado a eso de las 7 de la mañana, para presentar las acusaciones formales en la Fiscalía de Probidad Anticorrupción y Transparencia.     

​Además, en conferencia de prensa en la ANEP, el abogado Rodrigo Rosales Arce afirmó que su representado fue objeto de abusos y arbitrariedades por parte de los acusados.

“Albino, en el ejercicio legítimo de su derecho de petición se presenta a una institución pública a presentar un documento y ese derecho le es cercenado a pesar de que él hace acceso al recinto, cumpliendo con los protocolos sanitarios, y es atacado con las personas que estaba presente, en apariencia, por un grupo que los superara numéricamente. En este tipo de trifulcas lo conveniente es investigar primero”, dijo el abogado Rodrigo Rosales.

El abogado asegura que el alcalde se encontraba en su oficina con el Fiscal y le solicitó de manera irregular, según dice, la detención de el líder sindicalista y compañeros "lo que es un acto totalmente irregular por lo que se debe de investigar".

Rosales, señaló al ser intimado a Vargas no se le explicó cuáles eran las pruebas recabas y las razones por las que se le privaba de su libertad. Además el abogado adujo que al dirigente no se le indicó su derecho constitucional a declarar o no declarar, lo cual es un acto irregular.

La ANEP además denuncia que el informe policial tiene inconsistencias y pudo mediar intereses políticos en todo lo ocurrido.

Según lo presentado por ANEP, entre las inconsistencias encontradas está que el informe indica que la hora de la aprehensión fue a las 12:46 p.m. pero en la descripción de hechos se dice que la detención se da a las 11:44 a.m.

Además, afirman que entre las irregularidades sobresale que el hecho que antes de la detención se buscó la versión de testigos, pero afirma que esto es es falso, porque nunca se entrevistó a Albino,  ni a sus compañeros.

La detención de los sindicalistas ocurrió el miércoles 3 de junio luego de que los mismos se presentaran a la Municipalidad de Talamanca a dejar un documento por el supuesto despido ilegal de dos trabajadores.