Última Hora

Son necesarias para detener el contagio de la COVID-19, sin embargo, si no se desechan correctamente, pueden convertirse en un enemigo sumamente peligroso para el medioambiente.

Son las mascarillas de un solo uso, que contienen dos tipos de micro plásticos.

World Wide Fun for Nature de Italia calcula que si tan solo el 1% de estos equipos de protección llegan a ríos y mares provocarían hasta 10 millones de residuos que cada mes contaminarían el medio ambiente.

Esto, tarde o temprano, afectará a la fauna y por supuesto a los seres humanos, según advierte la Universidad de Costa Rica.

Lo ideal es que utilice mascarillas de tela, que se pueden lavar y reutilizar; si utiliza mascarillas desechables, deséchelas a la basura. Éstas ni siquiera se pueden reciclar.