Última Hora

En el próximo mes, Costa Rica podría presentar hasta 3.400 casos diarios de COVID-19, según un estudio realizado por el Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica (CCP-UCR).

Este panorama llega como uno de los escenarios en la variación de la Tasa de Reproducción (tasa R) del virus SARS-CoV-2.

A la fecha, Costa Rica tiene una tasa R de 1.2, más de lo que se tenía a finales del mes de julio, donde se situaba en 1.

Esto significa que la pandemia se está propagando con más fuerza y que cada persona logra infectar más el virus. Además, según el experto Luis Rosero, deja en evidencia que las medidas de “martillo” aplicadas el 8 de agosto no tuvieron efecto alguno.

“Parece muy poco, pero tiene repercusiones importantes. Si hubiéramos seguido con la tasa de 1 sí hubiera significado que la epidemia no se estaba propagando, que cada persona infectada contagiaba en promedio a otra, no a más, entonces se hubiera estabilizado esos 500, 600 casos que andábamos a fines de julio. No pasó eso”, indicó Luis Rosero, investigador del CCP.

El escenario de 3.400 contagios diarios se puede evitar, pero situaciones como el levantamiento de las restricciones o que las personas no utilicen mascarillas llevarían hasta ese punto, advierte el estudio.

Este podría ser el escenario más pesimista. Sin embargo, hay otros dos que suenan un poco más esperanzadores.

Escenarios "más positivos"

El CPP visualiza el primer escenario como el neutro. Este sería en un panorama donde la tasa R continúe como lo está, en 1,2.

En este caso, dentro de un mes estaremos con reportes de alrededor de 1.650 casos diarios, lo cual es el prácticamente el doble del promedio actual.

Además, se tendrían 760 personas hospitalizadas, 270 de ellas en Unidades de Cuidados Intensivos.

“No vamos a tener una reducción enorme, todavía vamos a tener un número de casos diarios grande”, asegura Rosero.

Además de este, también se contempla el mejor escenario que podría ocurrir, aunque no es tan esperanzador como se esperaría.  

Se contemplaría una baja a 0.8 de la tasa R en un mes, lo cual significaría un descenso moderado en el número de casos nuevos que llegaría a 700 diarios.

“Cifra que también es problemática, tanto por la presión sobre los servicios hospitalarios como por continuar por encima de las capacidades del país para el rastreo y testeo de contactos para contener el brote”, indica el estudio.


“El panorama no está tan bueno en el escenario optimista. Jamás vamos a llegar en un mes a la situación deseada de tener solo 100 o 200 casos al día a los que podemos rastrear todos los contactos, etc. Ni en esa proyección optimista estamos bien”, añadió Rosero.

Tasa R

La tasa R indica el número de promedio de personas que contagia cada enfermo durante todo el tiempo que el virus es contagioso.

Una tasa R = 1 significa que cada generación de casos es reemplazada por otra de igual tamaño, es decir, que la cantidad de individuos infectados no aumenta ni disminuye en el tiempo. Se mantiene.

Si es menor que 1 significa que la pandemia está bajo control, y si es mayor a 1 significa que el contagio es importante.

Soluciones

Luis Rosero asegura que para bajar la tasa R los expertos contemplan tres medidas que se deben cumplir a cabalidad.

  1. Distanciamiento social. Acá figuran las medidas de cerrar centros educativos, sitios de reunión y restringir la circulación.
  2. Mascarillas. El uso adecuado y continuo de mascarillas podría disminuir el contagio, lo cual es el medio más efectivo para reducir el contagio estando en lugares públicos.
  3. Rastreo y testeo. Según la Organización Mundial de la Salud, una de las cualidades para lograr contener el virus es saber los contactos de la persona contagiada. De momento, Costa Rica no tiene la capacidad.

Medidas en setiembre

Aunque se podría esperar que las medidas anunciadas para setiembre sigan la línea de controlar el contagio del COVID-19, no es necesariamente así.

Los expertos, según comentó Rosero, están realmente preocupados de que estas nos lleven, de una u otra manera, a no tener un escenario positivo.

“Nos tememos que ahora que va a haber más apertura podría presentarse el escenario pesimista o por lo menos no va a poder bajarse la tasa R que sería lo deseable. El levantamiento de medidas esperamos que va a jalar hacia arriba la tasa R”, añadió.

En setiembre se aumentará la apertura de comercios y también se ampliará el horario de restricción. A pesar de que hay una semana de transición donde está un poco más contenido el país, las medidas son más flexibles que en agosto, donde la Tasa R aumentó.

Otros países

Costa Rica destaca, pero lamentablemente no para bien. De los países de Iberoamérica, el nuestro está en uno de los peores escenarios por la tasa R, junto con Argentina.

Los demás, por el contrario, han estado experimentando un índice hacia la baja.


“Lo que estamos observando es que casi todos los países de Iberoamérica están convergiendo a una tasa de 1 o menos, lo que es una situación bastante buena. Pero tristemente Costa Rica no está en ese grupo y se está quedando ahí arriba en ese nivel”, concluyó el experto.