Última Hora

Don Miguel Venegas es vecino de Guápiles. Con machete en mano, una lima y muchas ganas trabajó durante muchos en bananeras en el Caribe de nuestro país.

Este caballero de 61 años siempre tuvo un sueño: ser atleta.

Pero por los constantes problemas en sus piernas fue perdiendo la fe de poder correr; además, perdió la vista en uno de sus ojos.

Ambos factores le deprimieron, pero nunca se dio por vencido.

Ahora con la ayuda de un bordón puede participar en carreras atléticas.